Los 4 pasos para fabricar tu Reco-Reco

El Reco-Reco es uno de los 5 instrumentos que encontraremos en una batería completa de Capoeira. Los otros cuatro son el Berimbau, el Atabaque, el Pandeiro y el Agogô.

No entraré en detalles fonológicos pero la pronuncia de la R podría recordar la de una G «Geco-Geco». El nombre de este instrumento es prácticamente las instrucciones para tocarlo: ¡Reco-reco-rec-O!

No te dejes engañar por su apariencia ya que no es tan fácil de tocar como parece.

El ritmo de Capoeira más común tiene un contratiempo (o síncopa) y esto puede dificultar mucho la tarea de cantar y tocar a la vez.

Pero tengo una buena notícia: ¡fabricar un reco-reco es muy fácil! es, con diferencia, el más fácil de hacer de todos los instrumentos de Capoeira.

Material

Para fabricar un reco-reco necesitarás:

  • Bambú
  • Sierra
  • Lima triangular para madera
Todo lo que necesitas

Fabricar el Reco-Reco

1. Escoge el bambú

Puedes encontrar bambú en casi todas las tiendas de bricolaje y es muy barato. Yo he conseguido un bambú de 2m por 6€. Con tanto bambú puedes hacer varios reco-recos, así que puedes quedar con tus compañeros de grupo y hacerlo juntos. (O hacerte un nombre como distribuidor local de reco-recos).

El diámetro que necesitarás es de 5-7cm, un diámetro ancho te dará un sonido más rico y profundo.

Comprueba que el bambú no tenga grietas o arañazos antes de comprarlo.

2. Corta una sección del bambú

Coge la sierra y corta una sección de bambú de unos 30-40 cm de largo.

Es importante por DÓNDE cortas el bambú, hay que ir con cuidado con los nudos.

Interior de un nudo

Los nudos son muy duros y no son huecos como la parte del bambú que hay entre ellos (llamada entrenudo). Asegúrate de que hay sólo un nudo en la fracción de bambú que cortarás para hacer tu reco-reco, este nudo debe quedar en uno de los extremos y nos servirá de «mango».

Para que el sonido salga es importante que el interior del reco-reco sea hueco y que uno de los extremos esté abierto.

El «mango» del reco-reco

3. Haz las muescas

Marca con la sierra o con una navaja unas finas líneas donde vas a querer las muescas .

Yo he dejado una distancia aproximada de 1.5cm entre cada muesca. Si quieres ser más preciso puedes medirlo con una regla, yo soy un fabricante de reco-recos ligeramente perezoso y descuidado y los he hecho a ojo… como puedes ver en la foto más abajo…

Ahora ya puedes coger la lima para hacer las muescas. Intenta que sean superficiales y que todas tengan la misma profundidad y la misma longitud.

Feel the groove baby!

4. Encuentra un palo

¡Y ya tienes tu reco-reco! Fácil, ¿no?. Desde luego es mucho más rápido y fácil que hacer un berimbau (pero ahora que ya te ha picado el gusanillo de hacer instrumentos te recomiendo que sea el próximo paso).

Ahora todo lo que necesitas es encontrar un palito y empezar a practicar.

Disfruta 🙂

Deja un comentario