Construye tu propio Berimbau – Parte 3: el Arame

Ok, demos por sentado que ya habéis completado la parte 1 y la parte 2 del proceso y tenéis listas vuestra beriba y vuestra cabaça.

La buena notícia es que ya casi hemos terminado con el trabajo duro, sólo nos queda preparar el arame (el hilo metálico)

¿De donde sacamos el Arame?

Los instrumentos de cuerda tradicionales como el berimbau se hacían con cuerdas sacadas de los intestinos de animales. Pero no os preocupéis, ¡hoy no hace falta que destripéis a vuestra mascota!

Hace ya varias generaciones que la cuerda tradicional se cambió por un hilo metálico extraído de neumáticos de coche. No os asustéis, aquí tampoco hay que destripar nada.

Además de tener un berimbau apto para vegetarianos, los neumáticos viejos tienen la gran ventaja de ser gratis y fáciles de encontrar. Basta con acercarse a cualquier sitio donde cambien ruedas y pedir un neumático viejo. (algunos neumáticos de moto también sirven)

La clara desventaja es que volvemos al trabajo duro así que el primer paso es prepararse psicológicamente.

Herramientas

Para preparar un arame necesitaréis:

  • Un neumático viejo
  • Un cuchillo grande, resistente y afilado
  • Papel de lija

Como sacar el Arame del neumático

Realizad una incisión en el borde del neumático con el cuchillo afilado (si podéis sería óptimo ir afilando el cuchillo durante el proceso),  hasta que os encontréis con el rollo de hilo metálico. Cuando lleguéis a él tenéis que seguirlo a lo largo de la circunferencia del neumático para sacar toda la goma que lo recubre. No está de más que si véis el final/principio del rollo hagáis una pequeña marquita para recordar donde está y así poderlo encontrar facilmente al finalizar la operación.

Tras sacar toda la goma que lo recubre y sabiendo donde está el principio/final hay que meter el cuchillo entre el hilo metálico y empezar a cortar bien cerca del hilo para separarlo del neumático. Cuando hayáis liberado unos 5-6 cm podréis estirarlo con la mano y sacarlo fácilmente (ya no hará falta cortar sino estirar)

Por supuesto el hilo se enroscará y no pasa nada, pero intentad evitar que se creen ángulos ya que eso debilitará el arame que puede llegar a romperse.

El ovillo estará formado por varios hilos. Para separarlos basta con pasar el cuchillo al final de cada uno y poder seguir estirando.

¿Duro? bueno, pues aun no hemos acabado! normalmente hay más de un hilo metálico en cada neumático. Si al poner el cuchillo perpendicular y cortar un poco el cuchillo no corta la goma es que hay más arames, repetid el primer paso hasta que el cuchillo ya no encuentre resistencia y realice un corte profundo en la goma. Ha llegado el momento de darle la vuelta a la rueda y repetir todo el proceso por el otro lado; ahora probablemente desearíais haber empezado por la versión de destripar a Toby.

Removing Arame from Tyre for Berimbau

Como limpiar el Arame

Ahora tenéis vuestros arames pero están cubiertos de goma.

Poned el pie en uno de los extremos del arame y mantenedlo estirado con una mano, ahora cogiendo el cuchillo o cuter en un ángulo de 45º contra el arame rascad/cortad para sacar el máximo de goma posible.

Deberíais poder sacar casi toda la goma pero el arame seguirá teniendo unos pocos residuos negros enganchados, usa el papel de lija para sacar estos restos y tener un bonito y reluciente arame.

Como hacer trampas

Si no encontráis un neumático viejo (o no tenéis ni el tiempo ni la paciencia) también podéis usar hilo de piano de 1mm para vuestro arame. Lo podéis encontrar en muchas ferreterias a precios económicos y ¡estará chupado convertirlo en un arame!

Como hacer los circulitos de los extremos del arame

Cuando eres Mestre tienes los dedos hechos de acero y puedes hacer los circulitos del final del arame como si se tratara de un lazo de tela. Pero si sois simples mortales podéis prepararos para un poco de dolor y ¡muchas palabrotas!

Haced un círculo al final del arame y sujetad la parte redonda con una mano, con la otra coged la intersección (donde se forma una «X») y presionad con los dedos en la dirección opuesta para que el hilo empiece a enrollarse sobre sí mismo (hay fotos más abajo).

Seguid enroscando hasta que haya varias vueltas cerca del cirulito, cuando tengáis 4 o 5 (lo más cerca posible la una de la otra) toca quitar el excedente. Para sacar el hilo sobrante hay que doblarlo hacia atrás y hacia adelante varias veces hasta que se debilita. Es importante cortarlo cerca de las vueltas para evitar que sobresalga y os acabéis pinchando, ¡creedme cuando os digo que duele!

Antes de hacer el siguiente circulito hay que medir el arame con vuestro berimbau para saber cuán largo tiene que ser, ahora ya podreís hacer otro circulito el extremo opuesto (al medirlo tened en cuenta que necesitaréis un trocito de arame extra para hacer el circulito). Es muy importante medir bien el arame para evitar tener un aramito corto e inservible.

Repetid todo el proceso hasta que hayáis acabado los arames, podréis sacar hasta 20 arames de un neumático normal si tenéis suerte y no se os rompe ninguno durante el proceso.

Making Arame for Berimbau

Fazendo Arame Pelo Berimbau

 

 

 

 

Armad el Berimbau!

¡Buen trabajo chic@s! vuestro berimbau está acabado y listo para tocar un poco!

No forcéis mucho vuestro berimbau durante los primeros meses, tened en cuenta que con el tiempo se irá ablandando.

Si la beriba es muy rígida y os cuesta mucho armar vuestro berimbau podéis dejarlo armado durante unas 24 horas después de tocar para que la madera se vaya acostumbrando a ser curvada.

¿No tienes claro como tocar? ¡Consulta nuestra guías con diferentes toques aquí! 

Deja un comentario