Entrevista a Mestre Amen Santo

Mestre Amen Santo

Foto by Mestre Boca Rica

 

La capoeira tiene principio pero no tiene fin, una gran frase para empezar una clase y una clara declaración de intenciones.

Fundador del grupo Capoeira Batuque, responsable de la parte artística de la película de Capoeria más conocida a nível internacional, Only the Strong y un gran percusionista nos explica un poco de su visión de la capoeira en la siguiente entrevista.

Entrevista a Mestre Amen Santo

¿Cuándo y cómo empezó en la Capoeria?

En verdad empecé con 7 años, yo vivía en el barrio Liberdade y allí había un almacén en el que Mestre Waldemar da Paixão tenía una academia y su fábrica de berimbaus.
La primera vez que vi Capoeira tenía 6 años cuando iba con mi madre al supermercado Mercado de Aguinelo delante del que Mestre Waldemar hacía una roda, me picó la curiosidad y paré a ver qué es lo que hacían. Por primera vez el Mestre me llamó para jugar conmigo y esa fue mi introducción en el mundo de la Capoeria.
Pasaron unos meses antes de que descubriera que Mestre Waldemar tenía esa fábrica de berimbaus que quedaba justo detrás de mi casa, podía ir andando! Allí había otros chicos que ayudaban a hacer berimbaus y empecé a frecuentar la academia en la que aprendí Capoeira de un modo informal, el Mestre te enseñaba una cosa un día, otro día te mostraba otro movimiento pero no eran clases formales. Me gustaba y empecé a buscar más información y a entrenar en otros lugares. Entrené mucho con Mestre Aguila, aprendí a base de pasar tiempo con los mestres de la zona y yendo a muchas rodas de Capoeira.

¿Quién fue su Mestre?

El que me introdujo en la Capoeira fue Mestre Waldemar pero también tengo mucha admiración y respeto hacia Mestre Aguila.

¿Puede explicar un poco como fue la convivencia con ellos?

Mi relación con Mestre Waldemar fue casi como de abuelo a nieto, a pesar de ser muy duro nos teníamos mucho cariño. Fue una convivencia muy bonita y en ese momento no era consciente del valor que tenían esas enseñanzas, no sabía el valor de lo que estaba pasando ya que, a pesar de ser una enseñanza informal, fue una lección de vida para mí.
Con Mestre Aguila entrené en su academia en Duque de Caxias, él era una persona muy severa y allí se entrenaba muy duro. Recuerdo que un día llegué para entrenar y me encontré un montón de sillas colocadas en el lugar de entreno, el Mestre siempre hacía una prueba a los nuevos alumnos para saber si realmente querías entrenar e ibas a volver, ese día él estaba hablando entre las sillas y de repente me dio una benção en el pecho y me caí encima de las sillas. Al verlo todo el mundo se puso a reír, era una especie de introducción a la academia.
Volví para la siguiente clase.

¿Cómo fue el proceso de creacion de su grupo?

Para ser sincero el primer grupo se llamó Ginga Bahia y después se convirtió en Capoeira Batuque que ahora celebra los 30 años de Capoeira en Estados Unidos.
Fue una colaboración con Mestre De Sola pero al pasar el tiempo él siguió otro camino y yo continué con Capoeira Batuque.
El proceso que seguí fue el de crear un grupo que tuviera como objetivo la búsqueda, me gusta mucho estudiar y creo que un capoeirista es un profesor, un Mestre pero también tiene que ser un investigador que sigue aprendiendo.

¿Podría repetir la frase que dijo al empezar hoy la clase?

La Capoeira tiene principio pero no tiene fin. Uno está siempre aprendiendo, es un arte en movimiento.

Hay mucha gente que conoció y se dedicó a la Capoeira tras ver la película Only the Strong en la que usted participó, ¿cómo llegó la oportunidad y qué piensa del resultado?

Mark Dacascos entrenaba conmigo desde antes de la grabación de la película. Cuando vio el proyecto de la 20th Centuty Fox les trajo a nuestra pequeña y modesta academia para que vieran e hicieran una clase con nosotros. Les encantó la clase y me pidieron que asesorara al guionista de la película y que trabajara en la coreografia y la parte capoeiristica. Yo empecé a trabajar en mi parte y Mark pasó el casting (él ya era actor) convirtiéndose en el protagonista.
Al principio ellos querían que Mark y yo hicieramos algunos juegos de capoeira, que sólo hubiera dos personas jugando pero les dije que si querían hacer una película de Capoeira iban a necesitar rodas, berimbaus, canto, que necesitaban tener lo que es la Capoeira de verdad. Sólo con dos jugadores no se podría enseñar bien qué es la Capoeira. Necesité unos 3 meses para convencer a los productores y al director, como tenía unos amigos que vivian en Florida les llamé para mostrar a los directores cómo es una roda de verdad; vinieron mi amigo Mestre Cesar de Alabama, Pele, Branca de Neve y una amiga que se llama Claudia. Hicimos una presentación que les permitió entender el contexto y empezamos a trabajar para abrir y cerrar la película con una roda.
Only The Strong se convirtió en un referente de la capoeira y le dio muchísima visibilidad no sólo en Brasil sino en el mundo entero, esto llevó a una gran expansión de la capoeira.

En verdad fue una presentación ya que una película no deja de ser una ilusión. Hay cosas que se exageraron pero intentamos que la película se acercara mucho a la realidad.

Usted es un gran percusionista, ¿la pasión por la música llegó antes de la Capoeira o fue a raíz de ella que nació?

Yo me crié en un terreiro de candomblé y en un terreiro tienes que tocar. Yo soy Ogum en candombé; desde pequeñitos tocábamos en las batucadas, en cajas, en garrafas de plástico… y así fui desarrollando la pasión por la percusión. Si vais a Salvador veréis a niños practicando en latas, es algo que está en nuestro carácter.
Trabajar en el grupo Ologum de Bahia me ayudó mucho para tener una visión más gobal y no sólo nacional o regional.
Me gusta mucho la música y la percusión siempre estuvo conmigo, para mí la música es el secreto del arte de la capoeira.

¿Cuál sería su consejo para una persona que está empezando y está medio perdido?

No sé si la palabra perdido sería la correcta, creo que la Capoeira tiene muchos caminos y tienes que ver cuál es el que más te gusta. Hay algo que siempre les digo a los principiantes y es que nunca se comparen con lo que hacen otras personas ni quieran hacer lo que hacen otros. Tienes que aceptar cómo eres y entender que puedes tener unas limitaciones pero que también harás cosas que nadie más hace. Tienes que sentirte bien contigo mismo, creo que la mejor lección es no querer copiar y no querer ser igual a otra persona, algo que pasa a menudo en la capoeira, aquello de me gusta ese movimiento y quiero ser igual que él/ella, pero nunca vas a ser igual.
Mi consejo sería intentar ver qué es lo que funciona contigo y qué es lo que te va a hacer feliz y sacar lo mejor de tu capoeira.

¿Cuál es su nombre real, su apellido y porqué?

Mi nombre es Joselito do Espiritu Santo y mi apellido es Amen. Si lo pones todo junto queda Joselito Espiritu Santo, Amén.

Deja un comentario