Entrevista a Contra Mestra Jana

Contra Mestra Jana

 

 

 

Janaina Crivelli Erheim, Cm Jana, ella es la sonrisa de la capoeira, cuando juega, cuando toca, cuando canta… siempre la veréis sonreir!

Alumna de Mestre Suassuna y creadora de la marca de ropa de capoeira Folha seca llegó a Munich para enseñar un poco de esta arte y conocer una nueva cultura. Siempre sin olvidarse de sus compañeros ella es un ejemplo de entreno duro y de viver la Capoeira. El arte de jugar sonriendo!

 

Entrevista a Contra Mestra Jana

¿Cómo te llamas?

Me llamo Janaina, Janaina Crivelli Ehrlein y en capoeira es Jana.

¿Cuando empezaste en la Capoeira?

Empecé el 15 de Abril de 99.

¿Porqué Capoeira?

Cuando tenía 13 años vi un show de capoeira en Bahia pero yo era muy pequeña y no había capoeira cerca de mi casa. Al tiempo me cambié de casa y un día andando por la calle vi que había capoeira a dos manzanas de mi casa. Subí las escaleras, era un jueves, y Mestre Suassuna estaba allí. Entré y dije: Hola, quisiera hacer una clase de capoeira, y el me respondió que si quería podía empezar en ese mismo momento. Terminé la clase y después hubo una de makulelê, hubo una roda, lo hice todo, y me quedé!

¿Quién es tu mestre?

Mestre Suassuna, siempre lo ha sido.

¿Como fue entrenar en la Matriz de Cordão de Ouro?

Fue difícil, cuando uno está empezando no es consciente de lo que hace o de donde está. Estoy muy feliz de haber empezado con Mestre Suassuna pero en ese momento yo no sabía quien era él, para mí era un seño que estaba allí! En verdad las clases las daba Mestre Tourinho, Mestre Suassuna daba la clase de los jueves y el resto de día entrenaba a los avanzados. Mestre Boca estaba allí y entrenaba con los avanzados, como yo estaba empezando estaba con Mestre Tourinho.

Pasó un tiempo antes de que el Mestre me llamara para entrenar a parte.
No era fácil porque era la academia de Mestre Suassuna, la academia principal y por donde pasaba mucha gente, las rodas eran cada vez más difíciles y las clases más duras. No sé si eran más duras que en otros lugares pero lo eran y mucho. Tampoco habían muchas mujeres, me lo pasé muy bien y estoy encantada de haber empezado allí a pesar de que fuera difícil.

¿Que significa para ti una turma de capoeira?

(Turma es tu grupo, tu pequeña família, la gente con la que entrenas y con la que -puede coincidir o no- vas cambiando de cuerda a lo largo de los años)

Yo pasé por turmas, diferentes afinidades, diferentes momentos ¿no?. De entreno, como no había muchas chicas, siempre entrené mucho con Kibe y con Ivan, ellos eran mis compañeros de entreno pero mi amigo fue Boca desde el principio. Él era mi vecino y nos gustaba la misma música, las mismas cosas… Mentirinha, Habibis ellos eran más de mi edad ya que Mestre Kibe o Mestre Ivan eran más jovenes. Mi turma de entreno no era necesariamente mi turma para salir. Yo salía con los chicos más mayores, mi turma de samba y otras aventuras, mi primer amigo fue Mestre Boca y el grupo que venía en el pack!

En cuanto a turma de entreno pasé por fases ya que entrenaba mucho con Ivan y con Kibe pero ellos llevaban más tiempo entrenando y fueron creciendo. Mi parceiro (compañero con el que siempre entrenas) fue Ivan, hasta hoy en día a parte de amigos somos parceiros.
Estuve un tiempo sin entrenar por culpa de la rodilla y del trabajo y cuando volví a los entrenos ya había otra turma. Mis antiguos compañeros ya tenían mucho nivel y viajaban mucho. En ese momento empecé con una nueva turma que fue con la que me formé, Joyce, Grazi (que no entrenaba con nosotras pero nos encontrábamos con ella); también estaba Mari, mi super amiga que también estaba en la primera turma de Boca. En mi caso fueron turmas ya que no entrenaba y salía con la misma gente.

¿Cómo fue el proceso de salir de Brasil y empezar a dar clases en Alemania donde la gente, la cultura o el clima son completamente diferentes?

En verdad no lo pensé mucho, si pensamos mucho creo que dejaríamos de hacer según que cosas. En Brasil estudié arte y diseño, mi trabajo siempre fue otra cosa y la Capoeira era mi hobby. Aun y así yo entrenaba cada día pero nunca había pensado en dar clases, fueron pasando cosas que me dieron que pensar. La primera fue la formatura, yo le dije al Mestre que o podia ser profesora si no daba clase y él me dijo que si quería dar clase que lo hiciera porqué él me iba a formar. Entonces la mujer de Passarinho se quedó embarazada y él ya no podía encargarse de sus clases y me las pasó a mi. Empecé a dar clases pero trabajaba en otras cosas, fue el mismo año en el que empecé el proyecto de la marca de ropa de Capoeira Folha sea. Quería unir mi profesión con la capoeira.

Al poco tiempo Primo me trajo a un evento suyo junto con Mestre Suassuna y cuando vi todas las mujeres que había, eran como el 80 o el 70 por ciento me dije, ostras! tengo que venir a dar clases aquí. Al volver a Brasil sabía que la família de mi novio era alemana pero lo que no sabía era que él había nacido en Alemania. Eso fue muy bueno ya que tenía muchas ganas de venir a Europa y dar clases a mujeres, ver cómo era. Él me dijo, bueno soy alemán así que nos ¡casamos y vamos para allá!
Su padre vivia en Alemania y decidimos intentarlo. Vamos, nos quedamos un año y vemos qué tal, ya que no hay manera de saber como va a ir si no se prueba. Él empezó a trabajar y yo a los seis meses empecé a concentrarme en dar clases de capoeira. És muy loco ya que es otra cultura y tu tienes que aprender la nueva cultura y enseñar la brasileña a la vez, encontrar un equilibrio. Pero está siendo una experiencia muy buena. Es construir un grupo y la historia de capoeira de un sitio desde cero.

¿Cómo es vivir lejos de tu Mestre?

Es difícil porque como no tenía en mente dar clases y siempre había tenido una visión de alumna. Creo que cuando uno sabe que quiere dar clases ya empieza de un modo diferente, el tipo de atención que prestas durante la clase, te fijas en cómo da la clase, empiezas a dar clase… yo quería ser alumna. Tuve que cambiar mi manera de pensar tanto para dar clases como para entrenar sola. Siempre había entrenado mucho sola ya que en algunos momentos de mi vida tenía horarios muy raros y como la academia de Mestre Suassuna siempre está abierta tenía la costumbre de ir para allí, entrenar un rato e irme. Pero allí siempre había alguien con quien hablar, o el Mestre o los amigos que estuvieran ese día.

Creo que lo más complicado de estar fuera es dejar a la familia, a los amigos y al Mestre, porque fuera estas solo. Tu tienes que hacer que las cosas pasen, tienes que entrenar, tienes que dar clase y si tú no lo haces nadie lo va a hacer por tí o nadie te va a recordar que lo tienes que hacer.

¿Cuál sería el consejo que le darías a alguien que está empezando en la Capoeira?

Lo basico es entrenar, ¿no? Así que no voy a repetir lo que es obvio, ¡entrenar! La capoeira es muy compleja si nos paramos a pensarlo un poco, en una roda hay instrumentos, hay canto, hay coro, hay palmas y tú estas allí viendo lo que pasa, y quieres pensar hasta cuándo estás jugando… a mis alumnos les digo que tienen que tener paciencia. Pero la cpaoeira és fácil y difícila a la vez, claro que puedes jugar, divertirte, aprender o enseñar aunque sólo sepas dar una meia lua o una queixada. Es mucha información y normalmente la gente queremos aprender mucho y rápido. La era de la informática, ¿no? Y con la capoeira no se puede, primero tienes que entender lo que es la cpoaiera, tienes que ir poco a poco. Claro que si quieres entrenar cada día es genial, hace mucha diferencia de sólo entrenar una vez por semana, dos o cada día. Pero lo importante es divertirte con lo poco que sabes, me gusta usar la palabra vivencia. Porque hay que vivir la capoeira para entenderla, y para vivir la capoeira no es sólo jugar. Conozco gente que son grandes capoeiristas pero que no necesariamente entrenan, capoeiristas que están todo el día con el mestre, que conversan con él, que tocan.

Eso es vivir la capoeira y para ello se necesita tiempo. Disfruta de lo que has aprendido, ten la volundad de aprender más pero vívelo.

Deja un comentario